Si tienes alrededor de 40 años de edad es muy probable que hayas oído hablar de las lentes progresivas. Pero, ¿qué son exactamente y cómo funcionan? Sigue leyendo para conocer más sobre estas interesantes lentes y en qué situaciones pueden resultar muy útiles.

 

¿Qué son las lentes progresivas?

Éstas son un tipo especial de lentes oftálmicas que se diseñan para corregir la presbicia, permiten ver con nitidez a todas las distancias, ya sean lejanas, intermedias o cercanas. En otras palabras, son lentes multifocales que combinan tres correcciones en una sola lente.

 

¿Cómo funcionan?

Las lentes progresivas funcionan de una manera ingeniosa. Imagina que tus ojos son como una cámara fotográfica con diferentes «enfoques». En la parte superior de la lente, encontrarás la corrección para ver de lejos (ej. la televisión), en la parte media verás la corrección para enfocar a distancias intermedias (ej. el ordenador portátil), y en la parte inferior, la corrección para ver de cerca (ej. leer un libro).

Estas zonas de visión tienen una transición suave entre sí en la lente, ya que el cambio de corrección se realiza de forma progresiva a lo largo de su superficie, lo que permite una visión nítida y natural en todas las distancias con total comodidad y sin la necesidad de cambiar entre dos o más gafas.

 

¿Cuándo se indican las lentes progresivas?

Si tienes más de 40 años y comienzas a notar que te es difícil enfocar objetos cercanos o leer letras pequeñas, es probable que estés experimentando presbicia o “vista cansada”. Las lentes multifocales son ideales para corregir este problema, ya que te permiten ver claramente de cerca sin renunciar a una visión nítida a larga distancia.

 

¿Por qué escoger las lentes progresivas?

Estas lentes tienen muchas ventajas en su uso para la vida diaria, gracias a que facilitan la visión clara en cualquier circunstancia o actividad. Por ejemplo:

  • Vida activa: Si llevas un estilo de vida activo y necesitas ver sin dificultad al conducir, ir de compras, asistir a reuniones, ir en bicicleta, leer el diario, chatear por el móvil, etc., las lentes progresivas se adaptan perfectamente a tus necesidades de visión continua.
  • Profesionales multitarea: Si trabajas en un entorno dinámico en el que, constantemente, debes alternar entre mirar a la pantalla del ordenador, leer documentos y hablar con personas, las lentes multifocales te ayudarán a realizar tus tareas de manera eficiente sin fatigar tu vista y sin tener que estar cambiando entre gafas para ver de cerca y gafas para ver de lejos.
  • Estética: Además de su funcionalidad, las lentes progresivas también son una elección elegante. No tienen líneas visibles como las bifocales, lo que las hace estéticamente más atractivas. Incluso, son compatibles con la mayoría de las monturas y diseños.

Si estás lidiando con la presbicia o necesitas una solución versátil para tu visión, considera las lentes progresivas.

 

¡ En Óptica Do Mar te ayudamos a ver el mundo con claridad en cualquier distancia!